En este momento estás viendo Consejos Para Proteger Negocio De Ataques Cibernéticos

Consejos Para Proteger Negocio De Ataques Cibernéticos

Hoy en día, cada vez más empresas se están volviendo digitales, desde pequeñas empresas emergentes independientes hasta grandes conglomerados multinacionales.

Y es fácil ver por qué: el mantenimiento de registros en línea ofrece una amplia gama de beneficios en comparación con el obsoleto sistema de archivo en papel, incluida una mejor organización, accesibilidad y menos recursos necesarios para mantenerlo.

En primer lugar, para proteger tu empresa de ataques cibernéticos, es necesario conocer los tipos de hackers que existen.

¿Qué tipos de hackers existen?

Cuando se habla de hackers, podrías pensar que es un joven con gorra y cabello largo sentado frente a su computadora en la oscuridad.

Los hackers están compitiendo con sus otros colegas para determinar quién puede ser la mayor amenaza posible.

Ese podría ser aún el caso, pero los hackers modernos se están volviendo cada vez más expertos en tecnología cada día y eso es peligroso para las empresas con datos a la espera de ser tomados.

Un tipo de hacker se conoce como hacker de sombrero negro. Este es el tipo de hacker se dedica a robar dinero o datos para dañar tu reputación y tu negocio.

Son vistos como codificadores inteligentes que son difíciles de detener y simplemente no les importa a quién están lastimando.

El hacker del que probablemente no debas preocuparte es el hacker de sombrero blanco.

Ellos son programadores que detectan y reparan fallas de seguridad antes de que los delincuentes puedan encontrar la puerta trasera.

Por lo general, son contratados por empresas para asegurarse de que sus sistemas estén siempre protegidos y no puedan ser atacados con éxito.

El tipo de empresas que deberían preocuparse son aquellas que buscan obtener una ganancia financiera, por lo que no es de extrañar que el ransomware esté en aumento y que cada vez más empresas sean víctimas de este método popular.

Ransomware es un tipo de software malicioso diseñado para bloquear el acceso a un sistema informático hasta que se pague una suma de dinero.

Los hackers están probando métodos nuevos y diferentes. Estos pueden incluir ataques en el punto de venta, malware bancario, bombas lógicas y ransomware.

Los hackers monitorean constantemente el funcionamiento de un software para poder ingresar y obtener datos privados.

Pueden aprovechar detalles tan simples, por lo que es necesario tener en cuenta las siguientes recomendaciones para proteger una empresa de ataques cibernéticos.

Consejos Para Proteger Negocio De Ataques Cibernéticos

Los ataques cibernéticos no se limitan a las grandes empresas, debes tener en cuenta que ninguna empresa es demasiado pequeña para ser víctima de un ciberataque.

Los hackers no solo quieren robar dinero de la empresa a la que se dirigen, pueden estar buscando obtener información confidencial de los clientes de una empresa.

Por tanto te recomiendo considerar las siguientes medidas para proteger tu negocio de ataques cibernéticos:

No accedas a datos personales o financieros con Wi-Fi público

Muchos subestiman esto por parecer obvio, pero te sorprenderías de cuántas personas revisan sus cuentas bancarias o hacen compras con una tarjeta de crédito mientras usan una red Wi-Fi pública.

Esto incluso puede pasarle a personas que ocupan un cargo elevado en una empresa, por tanto es mejor hacer esas actividades con una conexión segura.

Crea un equipo de revisión de seguridad

Reúne a aquellas personas en tu empresa que son responsables de las redes o de la gestión de datos.

Todos los trabajadores tienen algo en juego en la reunión. Es recomendable buscar las mentes más brillantes de tu empresa.

Analiza tu entorno empresarial

Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo y saldrás triunfador en mil batallas

Sun Tzu – El Arte de la Guerra

En otras palabras, colócate en la posición del hacker, observa a tu empresa como el objetivo. Para ello debes realizarte las siguientes preguntas:

  • ¿Existe alguien que quiera atacar tu empresa o verla fracasar?
  • ¿Qué información de la empresa es más valiosa para los hackers?
  • ¿Tienes secretos comerciales o información muy sensible que necesitas proteger?
  • ¿Eres un proveedor de contactos para otra empresa la cual podría ser un objetivo?

Examina las vulnerabilidades del hardware y software

Los hackers no derriban las puertas físicas, sino mas bien buscan las vulnerabilidades de la red y luego explotan las debilidades conocidas u obvias en la seguridad del software.

Muchas empresas realizan mejoras mediante el uso de código abierto en sus aplicaciones comerciales, las cuales son extremadamente vulnerables.

Por tanto, analizar el código fuente de tu aplicación debe ser una prioridad.

Trabaja con especialistas en seguridad

Si no tienes el tiempo o los conocimientos técnicos necesarios para identificar las vulnerabilidades de tu red y software, considera contratar una empresa de software de seguridad externa para que te ayude.

Crea una política de seguridad

Primeramente deberás reunirte con miembros clave de tu equipo y discutir exactamente qué tipo de datos recopilan y almacenan, así como la información que deben proteger.

Antes de escribir tu política de seguridad, deberás responder las siguientes preguntas:

  • ¿Los datos se almacenan en discos duros individuales, servidores en la nube o algo más?
  • ¿Cómo se transfieren los datos y quién tiene acceso a ellos?
  • ¿Los empleados pueden acceder a los datos desde una computadora doméstica o sus dispositivos móviles?
  • ¿Qué tipo de seguridad puedes pagar?
  • ¿Cuáles son los costos / beneficios de los diferentes tipos de métodos de seguridad?

Una vez que hayas respondido a estas preguntas, estarás listo para redactar la política de seguridad de tu empresa.

Utiliza contraseñas seguras

Evita utilizar datos de acceso fáciles de hackear, por ejemplo el nombre de usuario: «12345», contraseña: «ABCDE» o cualquier otra combinación similar.

Las contraseñas débiles como estas son el sueño de un hacker. En su lugar, utiliza contraseñas seguras que sean únicas y cámbialas cada mes.

Restringe el acceso a la computadora

Configura tus programas y sistemas para que cada empleado tenga acceso a ciertos datos en función de lo que requiera su trabajo.

Limitar la cantidad de personas que pueden acceder a la información del cliente y ciertos dispositivos, te ayuda a mantener el control de la información.

Bloquear posibles intrusos

Todos los dispositivos de la empresa deben tener una protección antivirus y antispyware actualizada.

Cualquier empleado que intente acceder a los datos desde un dispositivo móvil también debe tener un software de firewall.

Debe tener al menos un programa de protección básico, muchos de los cuales son económicos o incluso gratuitos.

Es recomendable una prevención de intrusiones adicional para las empresas que almacenan información electrónica confidencial, como cuentas bancarias y números de seguro social.

Se deben realizar análisis completos en busca de virus y correo no deseado al menos uno por semana.

Administra adecuadamente tus datos

Debes tener medidas de seguridad en caso de haber realizado una acción por error, un mal funcionamiento del dispositivo o una violación de datos que te impidan acceder a los datos.

Por lo general, se almacena las copias de seguridad en una ubicación segura que sea independiente de tu sistema operativo principal.

Además, debes eliminar de forma segura cualquier dato innecesario, como las direcciones de los clientes a los que ya no envías correo y los archivos que no has utilizado en años.

Revisa la conexión al compartir datos

Nunca transmitas datos confidenciales por correo electrónico a menos que la conexión esté encriptada.

El cifrado dificulta la lectura de mensajes a los usuarios no autorizados.

Para compartir otros datos web, es mejor utilizar conexiones seguras como la tecnología SSL.

Existen muchos motivos para utilizar un certificado SSL, uno de ellos es la de incrementar la confianza en tu empresa.

Conclusión

Un mal manejo o una filtración de datos puede dañar gravemente la reputación de una empresa o incluso hacer que desaparezca por completo.

Al incorporar medidas de seguridad en la plataforma tecnológica de tu pequeña empresa, puedes garantizar tu seguridad digital y proteger a tus clientes.

Deja una respuesta